Impulsamos tu Talento Tecnológico
                |    Contáctanos  Calendario
 

¿Cómo mejorar el rendimiento de mi Base de Datos?

¿Cómo mejorar el rendimiento de mi Base de Datos?
Uno de los problemas más comunes es el lograr que nuestra base de datos cuente con un desempeño óptimo. Cuando diseñe una base de datos, debe asegurarse de que realiza todas las operaciones importantes de forma rápida y correcta. Algunos problemas de rendimiento se pueden resolver una vez que la base de datos se encuentra en producción. Sin embargo, otros pueden ser el resultado de un diseño inadecuado y se pueden solucionar mediante el cambio de la estructura y el diseño de la base de datos.
Cuando diseña e implementa una base de datos, debe identificar las tablas de gran tamaño y los procesos más complejos que realizará la base de datos. También debe prestar una atención especial al rendimiento cuando diseña estas tablas. Además, debe considerar los efectos que puede tener en el rendimiento el aumento del número de usuarios con acceso a la base de datos.

Los siguientes cambios de diseño, pueden mejorar el rendimiento:

  • Si una tabla que contiene cientos de miles de filas debe resumirse en un informe diario, puede agregar a la tabla una o varias columnas que contengan datos previamente agregados para utilizarlos sólo en dicho informe.
  • Las bases de datos pueden normalizarse en exceso. Esto significa que la base de datos se define con un gran número de tablas pequeñas interrelacionadas. Cuando la base de datos procesa los datos de estas tablas, debe realizar muchas más operaciones para combinar los datos relacionados. Este procesamiento adicional puede repercutir negativamente en el rendimiento de la base de datos. En esos casos, una reducción de la normalización de la base de datos para simplificar procesos complejos puede mejorar el rendimiento.
 
Por lo general, cuanto mayor es la base de datos, mayores son los requisitos de hardware. Sin embargo, entre otros factores determinantes se incluyen el número de sesiones o usuarios simultáneos, el rendimiento de las transacciones y el tipo de operaciones que se realicen en la base de datos. Por ejemplo, los requisitos de hardware de una base de datos que contenga datos que se actualicen con poca frecuencia (para una biblioteca escolar, por ejemplo) serán inferiores a los requisitos de un almacén de datos de 1 terabyte que contenga datos de acceso frecuente de ventas, productos y clientes de una gran compañía. Además de los requisitos de almacenamiento en disco, se necesitará más memoria y procesadores más rápidos para que el almacén de datos pueda guardar en la memoria caché más datos y para que las consultas que hacen referencia a grandes cantidades de datos se puedan procesar con más rapidez.

El subsistema de E/S, o motor de almacenamiento, es un componente clave de cualquier base de datos relacional y requiere la mayor parte del planeamiento. Una implementación correcta de base de datos suele requerir un diseño cuidadoso en las primeras etapas de un proyecto. Este planeamiento o diseño debería tener en cuenta lo siguiente:

  • El tipo de disco que se va a utilizar, por ejemplo, los dispositivos RAID (matriz redundante de discos independientes).
  • Cómo se van a colocar los datos en los discos.
  • El diseño de índices que se va a utilizar con el fin de mejorar el rendimiento de las consultas para tener acceso a los datos.
  • Cómo se van a establecer correctamente todos los parámetros de configuración para que la base de datos obtenga un buen rendimiento.
 
¿Quieres más información sobre cómo mejorar el rendimiento de tus bases de datos? Contamos con el curso de Performance,Tuning and Optimizing SQL Databases¡Conócelo!

Fuente: TechNet

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.